Seguro de vida


La soberbia del ser humano es colosal. Cómo va a permitir desvanecerse en la nada que lo vio crecer? En un acto de supervivencia inventó a Dios para que éste le asegurara la eternidad.

2 comentarios:

Francis dijo...

Para no alargarme demasiado, te remito a un post que escribí no hace demasiado, a ver qué te parece. Su título es "Frágiles, eternos" y habla sobre la muerte (sin pelos en la lengua, sin toques fúnebres y mucho menos angustias o miedos):

http://recuerdosperdidos.bitacoras.com/archivos/2005/09/19/fragiles-eternos

Chusbg dijo...

Tenemos una vida regalada, pero se nos hace poco, nos inventamos la eternidad y todos contentos.
Al mismo tiempo los que inventan la eternidad se montan el negocio del siglo pues son sólo ellos los que saben del asunto. Demencial, pero ahí está.
Un saludo