Inquietud



No es dios quien me preocupa sino la mala idea de dios extendida como un virus por el mundo a lo largo de su historia. Sin dioses estábamos perdidos pero con ellos estamos condenados a perpetuarnos en el error.

1 comentario:

Renton dijo...

O sea, que hagamos lo que hagamos estamos condenados a la más terrible fatalidad...

Alguien ha leído demasiado Schopenhauer...?

:D