Instrucción sumarial

Juzgado por los seres humanos, Dios fue condenado a demostrar su existencia y no encontró coartada.

3 comentarios:

franCo dijo...

Malvado, malvado, malvado.

Lucía dijo...

Se produjo una duda razonable.
Besos.

Miss Missing dijo...

Pues leí, no sé exactamente donde, que si Dios existe y, por tanto, es omnipresente... Deberíamos encontrar todas las puertas que se abren automáticamente ABIERTAS.

Uhmmm, te da que pensar...