Complejo teologal



Según el psicoanálisis en el complejo de Edipo radica la muerte de la figura paterna como una fase de acentuación de la personalidad. Jesús no solamente no mata al padre –a ninguno de los dos- sino que es eliminado por este en su abandono. Es más se podría decir que es el mismo padre quien permite la muerte de su hijo mientras él la observa impávido. De hecho se trata de un plan preconcebido ya que es enviado a la Tierra con esa misión. La religión cristiana nunca superará el complejo de revelarse contra la autoridad impuesta.

2 comentarios:

frAnco dijo...

Ni la mayoría de sus seguidores.

Anónimo dijo...

Ni usted supera el complejo del cristianismo.