Desencuentro



Me encuentro con un propagador de la fe mientras camino por la calle. Me quiere vender su marca divina y le preguntó por qué lo hace. Me contesta que considera necesario que la gente conozca la presencia de Dios. Le explico que nadie va por ahí tratando de convencer a los demás de que Dios no existe porque es innecesario. Sólo se hace proselitismo de las mentiras para que sean ciertas.

3 comentarios:

Blanca dijo...

Que gran verdad.
Pero es inutil, cierta gente no quiere escuchar y mucho menos pensar.
Salud y anarquía.

Delgaducho dijo...

Absolutamente de acuerdo...
Hola.

Pedro R. D. dijo...

No me puedo resistir a poner este video :D
Con la misma moneda