Tautología política



Para un político el voto de un tonto vale tanto como el de un listo. De ahí que los semilleros políticos estén poblados de mansos, que según el evangelio poseerán la tierra y nombrarán testaferros a los políticos de su fortuna.

4 comentarios:

Blanca dijo...

Los pensamientos de este blog me encantan pero , no sé por qué, nunca me atrevo a opinar aq

Blanca dijo...

aquí.

Cuando lo intento me da miedo miedo meter la pata o no estar a la altura.

Creo que es en el único sitio que me pasa porque yo no me callo ni bajo del agua.

Salud y alegría y cuidadito con esos mansos que son los más traicioneros y los más crueles-

Ex-compi dijo...

Y Dios hizo el Político y él nos guío por el camino de dios que sabe nadie, y nosotros trabajaremos con el sudor de nuestra frente y el político se vestirá de buena gente, siempre habrá alguien que le pague el traje, y administrará nuestro esfuerzo por nuestro bien en el paraíso del Eden (mas conocido actualmente como Paraísos fiscales)

PD. Esta historia es ficticia, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Isabel dijo...

Me acabo de encontrar con este blog, al que he llegado a través del Profesor en la Secundaria. Me he ido remontando en el tiempo, pero esto merece lectura más atenta, un tiempo más lento para asimilar lo no del todo ajeno al propio pensamiento, aunque no puesto en palabras como las que aquí leo. No sé si algún libro pueda cambiar a alguien o algún blog lo pueda hacer, y es que nadie es capaz de percibir en el exterior lo que previamente no lleve dentro de sí, aunbque sea en embrión. Simplemente darle las gracias por palabras importantes, tan alejadas del decir por decir...