Economía antropófaga


Miedo le tengo a los mercados tan hambrientos porque nos van a devorar vivos como Saturno a sus hijos.