Apostema




Nuestro pesimismo nos desconcierta tanto que no atisbamos a pensar la mejoría del mundo.