Confundirse




Si hay un camino que me ha gustado andar es el de la discreción, no ser nadie en mitad de todos, señalarme en el anonimato. Ya lo dijo el sabio griego Cleóbulo de Lindos: «aprende a vivir aislado y a meditar en soledad; pero si te mezclas con la muchedumbre procura ser, como todos ellos, uno de tantos.»