Peaje


Hubo un tiempo en el que, joven y vanidoso, aspiré a ser colmado de premios. Ahora ni soy joven ni cultivo la inmodestia.

2 comentarios:

franCo dijo...

Ni el reconocimiento viene siempre, ni siempre viene a tiempo. ¿Acaso eres viejo ya?

elHermitaño dijo...

Además, eso del reconocimiento es una lata: porque generalmente lo dan a quien no lo merece, y cuando menos corresponde.

Ahora bien, qué gustazo cuando te lo dan... aunque nadie llegue jamás a saberlo.

Saludos.