Confiados



Los crédulos discriminan a los descreídos porque deciden que algo irreal se convierta per se en real, sin cuestionamiento alguno.