Incultura



Hume advirtió: «Barbarie y arbitrariedad: tales son los atributos, aunque se los disimule con otros nombres, que constituyen, según podemos ver en todas partes, el carácter dominante de la Deidad para las religiones populares.» Opinión que no ha perdido peso con el paso del tiempo sino que ha ganado espacio.