Exageraciones




A Jorge Luis Borges el infierno y el paraíso le parecían desproporcionados. «Los actos de los hombres no merecen tanto», decía. Más desmedidos son, sin lugar a dudas, el olvido y la finitud.